miércoles, diciembre 20, 2006

¿Siempre hay algo q nos une?



Es parte del curioso lema que ha elegido una de las compañías de telefonía móvil para su campaña de Navidad.

¿Realmente la gente hace lo posible para buscar su “alma gemela” con el primero que se cruza? Hemos de reconocer que la inmensa mayoría empieza ha comportarse así en sus primeros amoríos...jejeje y es que todos tendemos a “moldear” a la otra persona según nuestro propio criterio e intentas buscar “conexiones” para confirmarte que realmente esa persona es la “ideal”...jejeje q iluso es el ser humano, siempre tropieza en la misma piedra!!!!

También pasa en el plano de la amistad, nos comportamos de igual manera, interrogando al contrario y sacando las cosas comunes bien a flote, sin pensar que la mayoría de ellas son casualidades o que eso mismo lo compartes con millones de personas en el planeta!!!!

Aún así a veces se presenta la oportunidad de sentirte casi en “comunión” con otra persona y sentir una complicidad especial....sólo por eso merece la pena seguir investigando que es lo que me une con mis personitas más próximas. ¿No creéis?

Besines de la Nines...jejeje


Perdonad ,pero es que es lo que tiene rellenar las horas de trabajo sin tareas asignadas.Ale a mover esos deditos!!!!!!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Siempre hay algo que nos une? Sí. ¿Tendemos a exagerar ese algo? También.

Varias veces he sentido eso de ser 'el alma gemela' o 'la otra mitad' de alguien. Pero son muchas más las veces que me lo ha dicho alguien y yo... ni fu ni fa.

Realmente creo que hay un afán por encontrar ese alma gemela, y la gente se tira a la piscina demasiado pronto, en cuanto encuentra un par de similitudes con la otra persona.

Como dice Mari, a veces incluso es algo que compartes con media humanidad, pero lo destacas, lo repites, lo recalcas... hasta que parece algo maravilloso y fuera de lo normal.

Ilusiones ópticas aparte, alguien que crea en lo del alma gemela (en algún lugar del mundo hay alguien que es tu otra mitad) debe saber también que no es fácil encontrarla (¿una probabilidad entre 5000 millones?).

Yo, sinceramente, hace tiempo que dejé de buscar y me conformo con lo que tengo, que por otra parte es muchísimo.

Martín dijo...

Yo creo que no hay que preocuparse demasiado por lo que tengamos en común. Coincidir es positivo claro, pero también se dice que en la variedad está el gusto… Si todos fuésemos iguales este mundo sería un tostón. Lo que más nos une no es lo que tenemos en común, sino las sensaciones que compartimos al estar juntos.

Quisiera añadir que el mismo concepto de idealidad carece tanto de sentido como de utilidad práctica. Los humanos no buscan una “pareja ideal”, lo que buscan es una personita que les haga felices. Uno puede tratar de establecer una lista de parámetros, jerarquías de valores y variados conceptos para evaluar a los demás según lo que haya tenido a bien pensar que son cualidades propias de alma gemela, pero al final lo único que cuenta es si esa persona te aporta felicidad o no. Una buena suma de características deseables no hace de individuo el más adecuado.

No habría que regañarse a sí mismo más de la cuenta por ilusionarse con alguien. Decidimos que nos gusta estar con una persona antes de saber prácticamente nada de ella. ¿Es eso malo? A la mayoría de la gente se la cala enseguida. Y por mucha información previa que tuvieras, correrías el riesgo de equivocarte de todas formas… al fin y al cabo, esto de las relaciones sigue el algoritmo de ensayo y error.

Total, que después de leer todo esto te habrás quedado igual. Qué se le va a hacer… ¡Hasta otra! ^_^